fbpx

Cuando nos enfrentamos a una tarea exigente o nos exponemos a mucha información, es normal que nuestro cerebro, después de un rato, comience a divagar. No es que seamos poco aplicados, aunque también podría darse el caso, sino que nuestro cerebro está pidiendo descansar.

Con nuestros alumnos pasa lo mismo. Están expuestos a una exageración de estímulos y a un montón de información que afectan a su capacidad de concentración. Sobre todo, si están asistiendo a clases online.

Aparte de los estímulos de internet y del mundo que les rodea, también se exponen a información nueva en TODAS las asignaturas que tienen en el cole. Es normal que no puedan estar los 50 minutos concentrados.

Por ello, en aula virtual los Brain Breaks volverán a ser nuestro aliado para seguir motivando a nuestros alumnos, evitando que se fatiguen en exceso. Si quieres saber algunos de los beneficios de los Brain Breaks, recuerda que escribí un post acerca de ello.

¿Cuál es el momento de incluirlos?

Al cabo de unos 20-25 minutos nuestra atención decae, o incluso antes en niños más pequeños. Por ello, si tienes clases de una hora, recomiendo incluir dos Brain Breaks por clase en secundaria y cursos superiores, y tres en grupos de primaria e infantil.

Sería una buena idea tener programado cuáles vas a hacer durante la clase, y el momento justo en el que lo vas a hacer. A parte de tener un par programados, también sería recomendable tener extra Brain Breaks apuntados por si ves que el nivel de energía de la clase empieza a caer en picado.

La idea es aplicarlos ANTES de que lleguemos al estado de fatiga mental, el aburrimiento o frustración.

TIP: Aunque tú y tus alumnos tengáis unos Brain Breaks preferidos, trata de no sobreexplotarlos e incluir alguno nuevo. Utiliza el factor novedad.

1. 5, 4, 3, 2, 1

¡A mover el esqueleto!

Este descanso está muy bien para usar sobre todo con niños más peques. Consiste en hacer 5 acciones. La primera acción la repetiremos 5 veces, la segunda 4 y así hasta llegar a la última acción, que haremos solo una vez.

Cuanto más movidos las acciones, ¡mucho mejor!

Para hacerlo al azar, utiliza una ruleta online como la que ves en la imagen.

ruleta tpr clases online brain break
Esta ruleta es de Class tools

2. Freeze Dance Race

Este es muy divertido. Es una combinación entre una búsqueda del “tesoro” y un baile de estatuas.

Para que no se alargue mucho este Brain Break lo idea es simplemente escoger una canción de 2-3 minutos. Los alumnos pueden moverse al ritmo de la canción mientras suena pero cuando la pauses, tienen que parar en seco.

Mientras estén inmóviles, les das una consigna: Busca un objeto que empiece por la letra….; busca un objeto de color….; busca un alimento que sepa dulce; etc.

Es importante que los alumnos estén quietos mientras des la consigna para que lo escuchen bien. Puedes pedir que no se muevan hasta que dices una palabra clave como “GO!” o cuentes hasta 3.

A mí me gusta especialmente este descanso porque es un juego que motiva, hace que se muevan y es muy divertido ver qué objetos llevan hasta la cámara.

TIP: Pon una cuenta atrás para que no se demoren demasiado buscando ese objeto por casa. Recuerda que un Brain Break no ha de durar más que 3-4 minutos.

3. ¿Esto o aquello?

Los alumnos tienen que elegir una opción u otra dependiendo de sus preferencias. Cada opción conlleva realizar una acción distinta. Este es un Brain Break que se hace con mucha frecuencia en el aula, pero también tiene muy buena acogida en las clases virtuales.

Trata de adaptar las preguntas a los gustos de tus alumnos: ¿quién prefieres, Ariadna Grande o Karol G? ¿helado de brocoli o tarta de tomate? ¿ser millonario o tener un superpoder? ¿Barça o Madrid?

Si eligen la primera opción, tendrán que realizar una acción: bailar la macarena, hacer saltos de estrella, ponerse los calcetines en las manos… Y si han escogido la segunda, tendrán que hacer otra. Hay muchos vídeos en Youtube con esta actividad que te permitirá ahorrar mucho tiempo.

Una variedad que resulta súper divertida es «encuentra el impostor». Consiste en adivinar quién es el impostor del juego Among Us, y para ello, los alumnos tienen que realizar la acción que le corresponda al personaje que crean culpable. Puedes hacer variaciones con PowerPoint para hacerlo más ameno para tus alumnos.

4. Palomitas

Este es muy divertido, pero puede alargarse un poco. Por ello, antes de nada comparte pantalla con los alumnos con una cuenta atrás para que sepan de cuánto tiempo disponen.

Todos somos granitos de maíz esperando explotar para convertirnos en palomitas. Estamos sentados en nuestra silla. Para convertirnos en palomitas, tenemos que hacer POP y levantarnos. Pero ¡ojo! No podemos hacer pop a la vez que otro alumno. Si esto pasa… tendremos que sentarnos toda la clase de nuevo.

Como ves, esto puede ser ETERNO. Por ello, pon el temporizador unos 3-4 minutos.

5. El cuerpo en movimiento

Como explico en mi post Descansos mentales, los Brain Breaks que involucran el movimiento del cuerpo nos dan una ventaja adicional: nos permiten activarnos mientras disfrutamos de todos los beneficios que aportan la actividad física al aprendizaje.

No importa cómo lo incorpores: yoga, estiramientos, TPR, juegos, HIIT… Parar la clase para moverse será de todo menos una pérdida de tiempo. Sobre todo en la situación actual en la que el confinamiento está a la orden del día y los alumnos están más apalancados en su casa.

Aquí tienes uno de los miles de vídeos que puedes encontrar en Youtube, es muy divertido sobre todo para los niños peques.

6. Bailes o Karaoke

En la misma línea del punto 5, el baile es una forma muy divertida de desconectar y reactivarse durante las clases online.

Para los peques hay un sin fin de canales con bailes chulos, tanto en inglés como en español. Escoge canciones de CantaJuegoCoreokidsPinkFong! o The Learning Station. Algunos vídeos de música con baile en inglés que me gustan especialmente son los que he destacado en este post de canciones para bailar en inglés.

Para los más mayores encontrarás muchas canciones en Just Dance o KIDZ BOP Kids, o Family Friendly Gaming. También podéis hacer algún reto de baile de los que están tan de moda últimamente en aplicaciones como Tik tok y grabarlo con LOOM o con la misma plataforma de videoconferencia.

Si no les va mucho el baile pero sí la música, pídeles que escriban canciones en el chat y guarda los nombres. Prepara una de esas ruletas que tanto me gustan, escribe todas las canciones que han propuesto, y cuando toque un Brain Break, sacas la ruleta y la canción que toque será la que cantéis. Busca la versión karaoke del vídeo y comparte pantalla con ellos.

7. Somos artistas

Explotar nuestra creatividad es otra buena manera de desconectar de la tarea. Algunas actividades que puedes hacer son:

  • Artistas a oscuras: ¡no se puede mirar al papel! Con la mirada fija en la pantalla, hay que dibujar en un papel un dibujo que siga las consignas que dicte el profe, u otro de los alumnos.
  • Una clase de dibujo exprés: en mi post Estrategias para las clases online ya lo sugerí, hay muchos canales de dibujo que explican cómo dibujar paso a paso, de forma super sencilla. Escoge un vídeo corto y anímales a que siguen las instrucciones.
  • ¡Corre, dibuja!: hay una página que es de lo más divertida. Tienes que dibujar en 20 segundos un objeto concreto y la inteligencia artificial de la página ha de adivinarlo en 20 segundos. Se llama Quick Draw y una partida dura 6 rondas, por tanto son 2 minutos en total. Es rápido y conseguirás que se activen al 100%. Anímales que compartan sus resultados con el resto de la clase.

8. Anagramas

Rápido de preparar y muy divertido. Comparte tu pantalla con la palabra desordenada en grande para que todos lo vean fácilmente. Pon una cuenta atrás y, ¡todos a escribir qué palabra es!

También puedes jugar a crear todas las palabras posibles con una serie de letras, o a memorizar una serie de palabras… Hay un sinfín de posibilidades para jugar con tus alumnos. The sky is the limit… o tu imaginación en este caso.

9. La banda de música

Percibir y sincronizarnos con un ritmo es una habilidad humana que estimula y reconfigura el cerebro. Aunque hablar de la música, el ritmo y su repercusión en nuestras redes neuronales daría lugar para un post entero, en este apartado quiero simplemente explicar algunas actividades con ritmo que pueden servirte muy bien como Brain Breaks.

En primer lugar destacar que este tipo de actividades funcionan muy bien para TODAS las edades. Sí. Tanto para adultos como para niños de infantil.

Para niños hay muchas actividades que conllevan seguir un ritmo o hacer melodías con el cuerpo. Aquí te propongo 3:

  • Llega la tormenta. Esta actividad consiste en crear una verdadera tormenta haciendo uso de las partes de nuestro cuerpo como instrumentos. Primero se empieza con unas palmadas suaves y acabamos zapateando en el suelo estruendosamente como una ruidosa tormenta de verano. Pero todas las tormentas vuelven a la calma, recuérdalo para recuperar el control de tu clase. Encontrarás muchos ejemplo online de esta actividad, aquí tienes un vídeo. Asegúrate de que los alumnos te vean bien, y recomiendo hacer una versión de pie, para activar todavía mejor esas cabecitas.
  • ‘Beets’ and the music band. Esta es una canción que trabaja el ritmo específicamente. Es en inglés, ‘sweet beets’ que significa remolacha, pero es un juego de palabras con ‘buena música’ o ‘buen ritmo’. No obstante, te animo a hacer tu versión en español y que lo compartas con toda la comunidad.
  • Follow the leader o Director de Orquesta. Uno de los niños es el director de la orquesta, y los demás han de seguir su ritmo. Para hacerlo más participativo, ve escogiendo distintos niños, e incluso puedes añadir la variable del tempo: más rápido, más lento. Quizá las primeras veces tengas que llevar al batuta tú. Hay niños que les cuesta ser imaginativos delante de toda la clase, y puede que se queden en blanco. Pero si han realizado la actividad con anterioridad, al menos tendrán algunos ejemplo de ritmos que pueden proponer.

Para adolescentes o clases de adultos también hay actividades divertidas y «no infantiles» que pueden encajar con tus grupos. Hoy te propongo dos:

  • Director de Orquesta. Similar a la explicada anteriormente pero con un componente más divertido: tienen que adivinar quién es el director de orquesta. Para ello, tendrás que expulsar uno de los alumnos del grupo para volver a incluirlo cuando empiece el juego. Mientras está ausente, entre todos acordáis quién lleva al batuta. Y entonces todos tendréis que seguirle el ritmo, pero hay que tratar de hacerlo de 10 para que el alumno al que le toca adivinarlo le cueste un poco.
  • El juego del Siete o Sevens. Consiste en seguir un patrón de ritmos que pueden ser los que quieras, con una duración de 7 tiempos. Aquí también se juega con el tempo y, también se pueden hacer cánones. Aquí abajo tienes un ejemplo:

10. Juegos rápidos

Muchos Brain Breaks no duran más de un minuto. Consiste en simples juegos para ‘despertar’ de forma rápida y divertida. Te escribo 5 ejemplos:

  • Arriba o abajo. Un Brain Break facilito donde los alumnos tienen que ponerse de pie o sentarse en el suelo dependiendo de sus respuestas. Se hacen preguntas de Sí o No: para contestar Sí, se levantan; para contestar No, se sientan en el suelo. Varía el juego y hazlo más o menos activo (utiliza palmadas, saltos, giros..).
  • Pasa el lápiz. En este juego sacaremos nuestras mejores dotes de actores y actrices. Necesitaremos jugar con la modalidad «mosaico» para ver en miniatura a todos los estudiantes. Consiste en que se «pasen» un lapicero de cámara a cámara. ¿Y cómo podemos hacer eso? Con imaginación y creatividad. Mira un ejemplo aquí.
  • Meditaciones guiadas. Con una canción de fondo o música de ambiente como el sonido de unas olas, guiarles en una meditación.
  • Rompecabezas corporales. Son muy divertidos y nos ayudan a desconectar un poco mientras ejercitamos otras redes neuronales. Por ejemplo, lo típico de darte golpecitos en la cabeza mientras te frotas la barriga, o hacer círculos con la cabeza y con la lengua en sentido contrario…
  • Arriba y Abajo. Escuchando una canción, cada vez que el cantante diga una palabra, los alumnos han de ponerse de pie y cuando oigan otra sentarse. Puedes variar las acciones. Puede ser la palabra que quieras, o un tipo de palabra (cada vez que oigan un adjetivo de pie, un sustantivo sentarse).

En definitiva…

Los descansos mentales no son una pérdida de tiempo. Son una inversión en el aprendizaje, una reactivación que nos permitirá conectar mejor con nuestros alumnos durante más tiempo.

Si has puesto en práctica algunos de estos Brain Breaks, comparte tu experiencia con el resto de la comunidad The Indian Lion.

¡Nos leemos manada!

¡SUSCRÍBETE AL BLOG!

Recibe en tu email todas las noticias ;)

Consentimiento

¡Muchas gracias por suscribirte! Revisa tu bandeja de Spam y añádeme a tus contactos.

Pin It on Pinterest