Salir del ciclo sedentario no es la única ventaja que tiene la actividad física en una clase. Puede tener un gran impacto en el proceso de aprendizaje y desarrollo cerebral.