Se acerca la noche Halloween, y aunque es una celebración anglosajona cada vez se celebra más en las aulas en todo el mundo. A mí, en concreto, me parece un buen tema para mis clases de inglés y suelo hacer sesiones didácticas centradas en ello durante unas semanas en Educación Infantil. El fin de ello es aprender más vocabulario, lenguaje significativo dentro del contexto y, pasárnoslo bien mientras aprendemos.

A continuación, os presento algunas sesiones didácticas que puedes repartir a lo largo de semanas, días o incluso dejarlo todo para el día de Halloween. Siempre puedes ajustarlo a las peculiaridades de tu clase, ampliando o reduciendo el contenido según las necesidades de tu alumnado.

Halloween kindergarten teacher and student

Sesión 1: Aprendiendo qué es Halloween

En esta primera sesión tantearemos el conocimiento previo que tiene el alumnado de nuestra aula acerca de nuestro centro de interés: Halloween. Por ello, introduciremos el vocabulario, disfrutaremos de un cuento de ‘miedo’ y prepararemos el aula con algo de ambiente para la ocasión.

El cuento: Room on the Broom de Julia Donaldson

Comienza la clase con las rutinas normales, de esta forma te asegurarás de que tus alumnos están preparados para prestar atención a lo que viene a continuación. En mi experiencia, cuando salto las rutinas les noto un poco desorientados, nerviosos y sobreexcitados, y dificulta la concentración en las actividades posteriores.

Cuando veas conveniente, introdúceles el tema: “Halloween is almost here…what’s Halloween? Do you know? Hmmm”. Recuerda tener unas palabras claves en las que basarte y asegúrate de que entienden el significado. Puede ser “Halloween”, “scary”, “monsters”, “trick or treat”…. Recuerda que una forma óptima de aprender es con una metodología multimodal. Por tanto, si tienes Flashcards está genial, pero si apoyas el aprendizaje de las palabras con realia como objetos, peluches, sonidos… asegurarás que comprendan mejor el material. Aumentar los canales de información ayuda a procesar mejor.

En cuanto al cuento, utiliza Total Physical Response y gestos todo lo que puedas y más. No olvidemos que estamos enseñando inglés como segundo idioma (o tercero, cuarto…), por tanto, necesitas apoyar la lectura de voces, entonación, elementos visual y de una buena interpretación. Implicar a los niños es un MUST en el stotytelling, no te olvides de tu espectador.

Si no tienes el libro físico, puedes encontrar algunas versiones en vídeo para leerlo a tus alumnos. Puedes proyectarlo y leerlo tu misma o dejar que el sonido del vídeo lo cuente por tí.

Algunos props que puedes utilizar

  • Disfrázate de bruja y llévate la escoba.
  • Crear una “escoba” con palitos de helado y los personajes en pinzas de la ropa. Acompaña la historia y coloca los personajes en la escoba conforme van saliendo en el cuento. Puedes mirar la imagen de este accesorio más abajo.
  • Un dragón de juguete, o alguna imagen.
  • Imágenes de todos los animales y colocarlos en la pizarra conforme vayan saliendo en el cuento.
Visita Little Pine Learners para una sesión dedicada al cuento

Aprendiendo el vocabulario: The angry werewolf

Después de leer la historia y haber presentado nuestro tema, Halloween, vamos a trabajar en el vocabulario que queremos que aprendan. Para las sesiones de vocabulario me gusta contar con espacio suficiente para hacer un juego activo. Pero, como docentes sabemos que no siempre contamos con este lujo.

Por ello, la actividad que presento a continuación es una que puedes realizar en tu aula sin problemas. Se llama The Angry Werewolf y solo necesitamos unas Flashcards (una de un hombre lobo y las demás depende del vocabulario que queremos enseñar) y un montón de TPR.

Por supuesto que, si estás enseñando vocabulario del cuento u otro más personalizado, puedes cambiar el villano del juego y llamarlo The Angry Dragon, Dinosaur, Monster, Witch…. Sé creativo y personaliza todo lo que puedas.

  • Todo el alumnado estará de pie al lado de su mesa.
  • Repasaremos todas las palabras del vocabulario que nos interese (selecciónalas acorde con tus learning objectives), y asociaremos cada imagen con un gesto, movimiento o sonido. Si es un concepto abstracto como Halloween podemos inventarnos un sonido como Uuuuh!.
  • El juego consiste en que el maestro (The Angry Werewolf) se sitúe al frente de la clase y vaya sacando una tarjeta de vocabulario, diciendo la palabra en voz alta. El alumnado tiene que ir haciendo los gestos o movimientos correspondientes de las tarjetas.
  • Cuando el maestro saca la tarjeta de The Angry Werewolf, el alumnado tiene que sentarse muy deprisa. El último que se siente irá al frente de la clase y será el elegido para sacar las tarjetas de vocabulario
  • NOTA: dependiendo del nivel de la clase, el profesor puede ayudar a The Angry Werewolf a decir las palabras.
  • Procura no hacer el juego demasiado largo.

Una variación para hacer el juego un poco más complejo: prescinde de la tarjeta de The Angry Werewolf y solamente di el nombre para trabajar la discriminación auditiva y el aprendizaje de las palabras.

Después de sesiones de vocabulario me gusta acabar con una ficha cortita. El binomio de activo-tranquilo me funciona muy bien para consolidar el aprendizaje de palabras, conceptos y gramática. Si te interesa una ficha sencillita y gratuita para Halloween, puedes descargártela aquí en este enlace.

Sesión 2: Preparando nuestras casas encantadas

En la sesión dos vamos a trabajar sobre una de las palabras del vocabulario. Veo muy útil dedicar entre 5 y 10 minutos al principio de las sesiones a trabajar un poco sobre el lenguaje objetivo. Por tanto, antes de comenzar esta sesión puedes dedicar un rato a repasar el vocabulario, las imágenes o el cuento.

Una de las tarjetas de vocabulario en la que quiero trabajar es Haunted House y, por eso, en la siguiente sesión vamos a preparar unas casas encantadas. Esta es una actividad artística en la que los niños desarrollarán algunas habilidades como pintar con acuarelas, cortar y pegar.

Los pasos a tomar para crear nuestra casa encantada son los siguientes:

  • Pintar con acuarelas el fondo de nuestro papel con los colores que deseemos. En mi caso, proporcioné un par de ejemplos a los niños para que pudieran escoger y crear su casa. Me interesaba que fueran capaces de seguir una secuencia de colores.
  • Cuando la pintura esté seca, podemos pegar la silueta de nuestra casa. Puedes cortar la silueta de las casas encantadas de antemano o dejar que los niños la recorten mientras se seca la pintura. Yo he utilizado papel de cartulina negra para la casa.
  • Después, pegaremos unos rectángulos amarillos que serán nuestras ventanas. Para aumentar la dificultad de la actividad puedes poner un dado en las mesas y hacer que tiren el dado para saber cuántas ventanas toca poner.
  • Cuando el proyecto está acabado, pueden escribir/trazar H is for Haunted House, de forma independiente o con ayuda.

Si cuentas con ayuda, puedes dividir la clase en dos grupos, los que pintan y los que recortan. En mi caso, mis alumnos pueden recortar independientemente y, así, la profe auxiliar y yo nos poníamos cada una con un grupo de pintores. Pero si necesitas supervisar mientras recortan es probable que tengas que realizar esta actividad en varias tandas.

Sesión 3: Descubriendo nuestros monstruos

En esta tercera sesión trabajaremos sobre la inteligencia emocional, hablando sobre aquellas cosas que nos dan miedo. Para ello, volveremos a leer el cuento de Room on the Broom. Pero, esta vez nos centraremos en el encuentro con el dragón.

Recuerda hacer preguntas a los niños como “What would you do? Would you be scared? Do you like dragons? Is the witch happy? Why?” Siempre adaptándonos al nivel de inglés de nuestra clase.

Cuando hayamos acabado, podemos preguntar “What are you afraid of?”  y trabajar sobre el vocabulario objetivo: “Are ghosts scary? Do you like bats? How about monsters? Are you scared of the dark?”. Como he dicho anteriormente, necesitamos utilizar el TPR, el miedo es un sentimiento y, por tanto, es un concepto abstracto. Pero las expresiones faciales y corporales del miedo son universales. No te cortes… utiliza tus dotes de actor mientras estás enseñando otro idioma.

Cuando ya hayamos introducido el tema, podemos empezar nuestra actividad, Pumpkin Feelings. Recuerda trabajar tu Key Word con ellos y, acompañarlo del gesto.

  • Puedes cortar de antemano la forma de las calabazas o dejar que sean ellos lo que lo hagan.
  • En esta sesión, he utilizado formas para trabajar Shapes en inglés. Estas formas las he recortado en cartulina negra y serán los ojos, nariz y boca de nuestras calabazas.
  • Los niños escoger qué formas quieren y crean su propia calabaza, pegando los triángulos como nariz, círculos como boca o corazones para ojos.
  • Cuando hayan acabado, pregúntales cómo está su calabaza hoy: “How is your Pumpkin, is it happy? Sad? Scared? In love?”.
  • Ayuda al niño escribirlo en el papel.
  • Para los fast finishers puedes pedirles que cuenten cuántos círculos/triángulos/cuadrados… han colocado en su calabaza.

Podemos acabar esta sesión jugando a memory con las tarjetas de vocabulario que tenemos. Puedes hacerlo en grupos grandes (7) o en grupos pequeños (4). Sería interesante tener un profesor por grupo, pero si no es posible, puedes jugar con un grupo y tener a los demás niños realizando otra actividad.

Sesión 4: El baile embrujado

En esta última sesión, queremos asegurarnos de que los niños han cumplido con los objetivos. En este caso, que sepan qué es Halloween, qué entiendan “scary”, “scared” o “afraid” y que sepan nombrar algunas de las palabras clave. Dependiendo del aula y el profesor, estos objetivos son distintos, pero tienes que tener claro cuáles son los resultados -realistas- que deseas encontrarte.

Para acabar, repetiremos el juego de vocabulario de la anterior sesión. Esta vez, queremos que sean los alumnos quienes digan el nombre de las tarjetas. Después de trabajar esto, puedes jugar a un juego que a los niños les encanta: Creepy Dance.

  • Escoge música relacionada con la temática y un lugar amplio en dónde jugar, ya sea el patio o la sala de psicomotricidad.
  • Coloca 3 o 4 tarjetas en las paredes de la sala, una por pared.
  • Pide a los niños que bailen las canciones y cuando pare la música grita una de las palabras.
  • Los niños tendrán que correr (arrastrarse, saltar…) hacia la tarjeta correspondiente.
  • Si cuentas con poco espacio, puedes variar la actividad a Creepy Freeze Dance, en dónde los niños tendrán que helarse adoptando la postura o gesto correspondiente a la tarjeta que haya dicho el profesor. El típico juego deEstatuas, pero tomando formas de monstruos de Halloween al parar la música.

Para acabar esta sesión, puedes realizar otra ficha para consolidar los objetivos de la sesión, que es que los niños aprendan el vocabulario. Puedes utilizar una de las fichas gratuitas nombradas anteriormente.

Para acabar…

Halloween es una buena oportunidad de hablar del sentimiento del miedo. Podemos aprovechar para saber qué es lo que más temen nuestros pequeños y compartirlo con el resto de la clase.

Si tienes alguna otra actividad espeluznante para Halloween, ¡puedes compartirla con nosotros en los comentarios!

¡SUSCRÍBETE AL BLOG!

Recibe en tu email todas las noticias ;)

Consentimiento

¡Muchas gracias por suscribirte! Revisa tu bandeja de Spam y añádeme a tus contactos.

Pin It on Pinterest