La alimentación tiene un papel crucial en el desarrollo de nuestros peques. Desde bebés, siempre tratamos de encontrar alimentos de calidad y les damos aquello que creemos que es mejor para su crecimiento. Sin embargo, la calidad de dichos alimentos, aunque es importante, no es lo único en lo que nos hemos de fijar.

Cómo le damos los alimentos al niño también influye en cómo percibe su alimentación y tendrá, además, un efecto en su relación con la comida. Por ello, hoy voy a hablar de un método de introducción de alimentos que, a pesar de no ser nuevo, está popularizándose: Baby-Led Weaning (BLW).

¿Qué es el BLW?

Hoy en día, es muy frecuente ver que es el adulto quien da de comer al bebé. Se le suele dar comida de cuchara (papillas y purés), cuantos menos grumos, mejor. Sin embargo existen otros métodos de alimentación, uno de ellos es el Baby-Led Weaning, o Alimentación Complementaria Autorregulada.

Baby-led-weaning-spoon-feeding

Este método de alimentación complementaria tiene lugar en la transición del periodo de lactancia hasta la etapa donde el alimento principal no es leche materna (o de fórmula). Es un proceso de introducción gradual de sólidos, que los pediatras y nutricionistas infantiles recomiendan llevar a la práctica a partir los 6 meses de edad.

La característica principal de esta forma de alimentación es que el niño es quien dirige y controla lo que quiere comer, cuánto y a qué ritmo. Evidentemente, será la familia quien escoja los alimentos, pero no se los da de comer.

Dicho en otras palabras, desechamos la cucharita para que el niño coja, palpe y manipule alimentos sólidos y se los coma él solito, de forma autónoma.

baby-led-weaning-chef-baby

Aunque se recomienda comenzar a los 6 meses, es necesario que el niño haya reunido una serie de características para poder comenzar con dicha alimentación:

  • Desarrollo motor grueso. El peque tiene que poder sentarse solo y haber tener suficiente fuerza en el cuello para poder mantener la cabeza erguida. Esto es necesario para que el bebé pueda tragar bien.  
  • Desarrollo motor fino. El bebé ha de poder coordinarse para coger los alimentos y metérselos a la boca sin ayuda (coordinación óculo-manual).
  • Reflejo de extrusión. Para poder empezar a comer sólidos, el niño tiene que haber perdido el reflejo de expulsar la comida de forma innata e involuntaria de la boca.
  • Ser capaz de masticar. El niño tiene que dar señales de poder masticar antes de comenzar con el BLW.

Siempre consulta con un pediatra para saber si tu bebé puede comenzar con el Baby-Led Weaning. Cada niño tiene un desarrollo evolutivo distinto y puede que a los 6 meses no esté preparado aún. También se recomienda preguntar por qué tipos de alimentos se puede empezar, cuándo introducir el hierro (BLISS), e informarse acerca de posibles alergias (cómo  presentar alimentos nuevos).

Beneficios del Baby-Led Weaning

Es posible que te preguntes: ¿es necesario fomentar este tipo de alimentación? ¿Qué beneficios tiene este método? A continuación, explico algunos de los beneficios que trae la alimentación complementaria autorregulada.

1-Disfrutar de las comidas en familia.

Cuando el niño es capaz de alimentarse solo, la familia puede concentrarse en sus alimentos y hacer del desayuno, comida o cena, un momento agradable del que disfrutar todos juntos. Evitaremos dramas y estrés, ya que el niño comerá solo aquello que quiera comer.

Si, además, coméis los mismos alimentos, podrás ahorrar tiempo cocinando y evitar que el niño piense que necesita comida especial [1]. Por ejemplo: puedes cocinar un pollo al horno con patatas y, a la hora de servir, separar la ración del niño antes de añadir salsas o cualquier alimento que creas que no está preparado para comer.

2-Desarrollo motor

Dándole autonomía para coger, arrastrar la comida, aplastarla, esparcirla… facilitaremos el desarrollo motor fino. Además, estará trabajando la coordinación óculo-manual al intentar coger los alimentos y llevárselos a la boca.

Ejercitar la motricidad fina a diario también mejora la fuerza de agarre, una habilidad que le ayudará en un futuro manipular objetos de forma más segura.

No obstante, con el Baby-Led Weaning no solo estará desarrollando la motricidad fina, sino que desarrollará la motricidad de los órganos bucofonatorios al tener que masticar, utilizar la lengua, abrir y cerrar la mandíbula, tragar, etc.

baby-led-weaning-healthy-food

3-Relación sana con la comida

Esto ocurre porque el niño es capaz de autorregularse y tener un mayor control del apetito. Cuando se siente lleno, deja de comer. Aprende a reconocer su nivel de saciedad y, como veremos en el siguiente punto, desarrolla la tolerancia a los sabores de los alimentos no procesados.

Cómo se introduce los alimentos sólidos tiene un impacto importante en cómo perciben los niños los alimentos y su futuro estilo de alimentación. Diversos estudios [1][2] relacionan el Baby-Led Weaning con un estilo más saludable de alimentación y mejor control del peso.

4-Desarrollo de las papilas gustativas y tolerancia a los sabores

Es muy común pensar que los niños pequeños tienen preferencia por los sabores dulces, cuando en realidad no tiene por qué ser así. Los niños se adaptan a los sabores conocidos y, por ello, es importante ser consciente qué tipos de alimentos le presentamos a los peques.

baby-led-weaning-finger-foods
Dejemos que exploren sus preferencias

Muchas de las papillas y purés infantiles procesadas que encontramos en los supermercados, además de algunos de los sólidos que empezamos a introducir en estos primeros meses como bollería (galletas infantiles), pan o yogures para bebés, pueden tener un exceso de azúcares y sal. Los altos contenidos en azúcares, sal y/o edulcorantes, acostumbra a los niños a sabores demasiados dulces, salados e hiperpalatables, siendo más difícil que en el futuro disfruten comiendo verdura.

Por ello, uno de los objetivos principales del Baby-Led Weaning es darle al niño alimentos normales, los que toda la familia come, en vez de snacks infantiles. Esto significa darle verduritas, frutas, carnes y lácteos, además de legumbres. En general, alimentos que cualquier otro miembro de la familia comería.

Evitando la comida precocinada estaremos haciendo un gran favor al desarrollo de las papilas gustativas de los niños, ayudándole a ser más tolerante a los sabores naturales.

5-Experiencia sensorial

Y, por último, lo que el niño va a disfrutar más: la experiencia sensorial. ¡Qué divertida es la comida! Hay tantos sabores, olores, colores, texturas, formas, e incluso cambios de temperatura.

El niño aprende mucho del mundo a través de la boca, dejemos que explore todo lo que la comida puede ofrecerle, ¡y dejar todo patas arriba!

baby-led-weaning-girl-eating

Qué evitar cuando empezamos con el Baby-Led Weaning…

  • Dejar al niño solo comiendo. Queremos que sea autónomo, pero necesitamos estar ahí, porque está aprendiendo a comer. Necesitamos estar asistiéndole aunque no tengamos una parte tan activa en su alimentación.
  • Obligar al niño a comer. Se llama Alimentación Complementaria Autorregulada porque: 1) no es el alimento principal del niño y 2) porque es ÉL/ELLA quien decide cuánto quiere comer. Está explorando su apetito y no va a quedarse desnutrido porque al final es un complemento de su comida principal (la leche materna o de fórmula).
  • Dar alimentos duros, con hilos, huesos o que se parten: es decir, manzana cruda, jamón serrano, calamares, cerezas, tortitas duras de maíz, entre muchos otros. Cualquier alimento que se le pueda atascar en la garganta o que le vaya a costar tragar. Empieza por alimentos blandos (o cocinados) hasta que el niño vaya cogiendo más experiencia en masticar y tragar.
  • Alimentos redondos como las uvas y olivas. Un truco puede ser cortarlas por la mitad.
  • Alimentos que no pueda coger el bebé solo. El niño aún no ha desarrollado la pinza, por lo que hay que evitar alimentos pequeños que no pueda coger con el puño. Por lo menos, hasta que sea capaz de cogerlos. Los primeros alimentos que se recomiendan son los finger foods, aquellos que cuando los cogen con el puño cerrado, sobresalen por arriba o abajo.
  • Tratar de no ensuciar: el Baby-Led Weaning es un método que ensucia mucho. Y es parte del proceso de aprendizaje. Deja al niño experimentar y ponerlo (y ponerse) todo perdido.
  • Exponer al niño a una gran variedad de alimentos nuevos. Empieza poco a poco, no tengas prisa. Ve introduciendo, paulatinamente, los alimentos y sabores nuevos.  
  • Las prisas. Queremos que disfrute del momento de la comida y que experimente a su ritmo.
Healthy little foodies baby-led-weaning
Algunos ejemplos de Finger foods , puedes encontrar más en https://www.healthylittlefoodies.com/finger-food-for-babies/

En conlusión…

El Baby-Led Weaning es un método que puede traer muchos beneficios para el pequeño y tu familia. Si tienes miedo porque piensas que puede atragantarse o no lo ves claro, puedes empezar muy poco a poco. Empezar dándole puré y, conforme ves que va tragando sin problemas, ir dándole sólidos.

El objetivo es conseguir que tu hijo pueda comer solo y que disfrute de la experiencia sensorial que conlleva tocar, ensuciarse las manos y experimentar con la comida.

Si quieres conocer más a fondo el Baby-Led Weaning o implementarlo con tu peque, consulta con tu profesional sanitario de confianza.

baby-led-weaning-messy-baby

¡SUSCRÍBETE AL BLOG!

Recibe en tu email todas las noticias ;)

Consentimiento

¡Muchas gracias por suscribirte! Revisa tu bandeja de Spam y añádeme a tus contactos.

Pin It on Pinterest