En este cuento hay un muro. Es grande. Separa el libro en dos lados. En uno de ellos está nuestro protagonista: un pequeño caballero valiente.

Nuestro caballero está muy contento de poder proteger la muralla que separa el cuento en dos mitades: el lado seguro del lado peligroso. Él se encuentra en el lado seguro…

O eso es lo cree.

En esta divertida aventura, nada es lo que parece. ¿Tiene razón el caballero? ¿Es consciente del mundo que le rodea? ¿Qué sabe del otro lado?

La narración es sencilla y las imágenes nos cuentan una historia muy fácil de comprender. Es un cuento ideal para contar en grupo o de forma individual.

¡Lo mejor!

  • La diversión. Es desternillante. El humor visual y la trama de las ilustraciones no dejan indiferente.
  • Las reflexiones. Te hace pensar sobre las fronteras, divisiones sociales y prejuicios.
  • La sencillez. El libro encuentra un equilibrio perfecto entre calidad y sencillez.
muro en mitad del libro ogro

¿Por qué es un buen cuento?

La historia comienza con un ladrillo caído del muro. Nuestro valeroso personaje es el encargado de colocarlo de nuevo en su sitio para evitar que el muro se derrumbe. Porque claro, el muro separa y protege, es importante conservarlo.

Mientras el caballero está encomendado a su tarea, no se percata de que a su alrededor van ocurriendo cosas. Cosas un poquito peligrosas.

La marea comienza a subir a una velocidad increíble. Un pato huye de un depredador fiero que, por suerte, no se detiene a atacar a nuestro personaje. Unas pirañas están a punto de devorarle… Y mejor no destripo más porque es un cuento que tienes que descubrir por ti mismo.

Pero, SPOILER, tiene final feliz.

Lenguaje claro y sencillo

El cuento es comprensible, sencillo y fresco. No hay muchas palabras por página. Además, el texto tiene una función irónica, que sirve más para reflexionar que para saber qué está ocurriendo en el cuento de verdad.

¿Sobre qué nos habla?

Este cuento salió en un momento en que los debates sobre muros, fronteras y movilidad estaban a la orden del día. La dicotomía entre “lo conocido, lo bueno” y “lo desconocido, lo peligroso” se usaba en muchos discursos mediáticos.

Aunque el autor dice que es pura coincidencia, este cuento es una herramienta muy útil para tratar estos temas. Porque resulta que todo lo que el caballero cree saber «del otro lado» son en el fondo ideas erróneas, basadas en preconcepciones de otros cuentos.

Tan equivocado está que… ¡no se da cuenta de que su lado también tiene peligros! Tantos que acaba pidiéndole ayuda a un «terrorífico» ogro para no ahogarse.

ogro muro en mitad del libro salva

Otros lectores han relacionado este cuento con la cuestión de salir de la zona de confort. El caballero piensa que tras el muro solo hay amenazas, pero cuando lo hace, descubre no solo que es un lado seguro, sino que hasta puede disfrutarlo.

El cuento no tiene moraleja

Hay mil formas de enfocar este cuento. Desde el humor de las ilustraciones, hasta cómo nos vamos construyendo nuestros propios muros.

Jon Agee, que es también el ilustrador de este cuento, nos explica que cuando empezó a escribir e ilustrar el libro no lo hizo pensando en la moraleja. Su objetivo principal era escribir un libro divertido y sacar una sonrisa a los niños que lo leyesen. Es cierto que, inevitablemente, siempre parece que haya una «enseñanza oculta» en todas las historias, pero él prefiere que cada cual saque su propia moraleja.

De esta forma, Jon Agee deja el cuento a libre interpretación, y así lo explica en esta entrevista que le hizo El País.

¿Y los personajes?

Personalmente, soy fan total y absoluta de los personajes de este cuento. Aunque solo el Ogro y el Caballero tienen la oportunidad de expresarse textualmente, hemos explicado que las líneas narrativas de las imágenes estaban bastante presentes durante la historia.

Siendo así, los personajes que en un primer momento pueden parecer fieros, como el tigre, el gorila y el hipopótamo, se asustan por un simple ratón. El protagonista, nuestro caballero, tiene unas creencias muy arraigadas, creencias que sin embargo resultan ingenuas porque están desconectadas de todo lo que ocurre a su alrededor.

muro en mitad del libro personajes

Y el Ogro, cuya «terrorífica» fama le precede de otros cuentos, resulta que es un héroe, ayudando al caballero y mostrándole una nueva realidad con muchos amigos divertidos.

Sobre el autor e ilustrador

Jon Agee es de Nueva York. Él siempre se vio como artista o cineasta pero finalmente encontró su vocación creando tiras de cómic y cuentos infantiles.

Jon agee muro mitad libro

Su estilo se caracteriza por el humor y situaciones diarias «aparentemente» absurdas, cargadas de un significado latente.

¿Quieres conocer otros cuentos de este autor?

Recomendación The Indian Lion

Creo que ha quedado más que claro que este cuento me FASCINA. El humor es algo que valoro mucho en los cuentos infantiles. El didactismo está bien para un ratito, pero lo que es esencial en un cuento es que sea entretenido, que despierte emociones en el lector y, si puede, que sea inesperado.

El hecho de que el ilustrador sea el autor del cuento creo que ayuda a que todo quede consolidado y sellado en un pack precioso y original.

Este cuento es ideal para el retelling, un paso fundamental para acercar a los peques a la lectura. Además, podéis sacar un sinfín de conclusiones y ponerles en marcha las cabecitas pensantes valorando todo lo que ocurre (y lo que no) en el cuento: si no hubiera muro, ¿se hubiera inundado un lado del cuento, los dos, o ninguno? ¿Por qué temía al ogro? ¿De qué se asustan el tigre, rinoceronte y gorila?

Espero que te haya gustado esta reseña. Si quieres saber cómo acaba esta simpática historia, ¡puedes encontrarlo aquí!

Comparte tu experiencia con este cuento en los comentarios de la comunidad The Indian Lion.

¡Nos leemos manada! ?

¡SUSCRÍBETE AL BLOG!

Recibe en tu email todas las noticias ;)

Consentimiento

¡Muchas gracias por suscribirte! Revisa tu bandeja de Spam y añádeme a tus contactos.

Pin It on Pinterest